jueves, 24 de mayo de 2012

Blanco Porto

En esta céntrica calle estuvieron durante muchos años las tres salas de los Multicines ABC y las dos de los Fylcines. Salas muy pequeñas pero que dieron mucho de sí, en los tiempos aún cercanos en los que la gente iba al cine.

Cosas que me evocan estos cines: un matón de metal líquido persiguiendo al gobernador de California en Terminator 2, Karlos Arguiñano jugando a la tortilla rusa en Airbag, el príncipe de Bel-Air cargándose a unos pobres alienígenas por destruir el Capitolio en Independence Day, Ben Affleck haciendo el chorra con la hija de Aerosmith en Armageddon, la mala leche que pillé por gastarme 500 pesetas en el truño de Contact, el descubrimiento de que uno puede descojonarse sin parar hora y media y sobrevivir en el preestreno (gratuito para más) de El Milagro de P. Tinto, salir con tortícolis de Titanic por estar el cine a rebosar y tener que ponerse en la fila 1, o sentirse identificado con los personajes de El Año de la Garrapata... Lo dicho, que dieron mucho de sí. 

En cuanto a la calle... pues que con los años ha cambiado lo suyo, como casi todas. En estas dos imágenes datadas en 1963 se puede ver que tras 50 años apenas aguantan en pie un par de edificios, y que además se abrió (a principios de los 80) una nueva calle transversal, la de Cruz Gallástegui. Hoy ambas calles son parte del centro urbano.

1963
2013

En esta segunda foto vemos las obras de acondicionamiento de la calzada, que se encontraba en malas condiciones. Un importante despliegue de hormigoneras para una obra artesanal.

1963
2013

1 comentario:

  1. Me encantan los artículos de esta página. Enhorabuena.

    ResponderEliminar