jueves, 2 de enero de 2014

Avenida de Marín

El 19 de mayo de 1947 se aprobó el proyecto de construcción de una pista de unión entre los puertos de Pontevedra y Marín a través de la ría, para lo que sería necesario realizar importantes rellenos sobre la misma además de cerrar las marismas de Lourizán y eliminar la línea natural de costa. Los trabajos se pusieron en marcha un par de años más tarde y en 1955 se encontraban ya en una fase muy avanzada. Tanto que el 10 de agosto de ese año fueron objeto de mención en el diario ABC, que calificaba la obra como "audaz y genial".

Los terrenos ganados al mar en la ensenada de Lourizán serían destinados a uso industrial.

Ensenada de Lourizán (1955)

En 1956 se aprueba la construcción de una nueva fábrica de celulosa en la ría de Pontevedra aprovechando parte de los terrenos ganados al mar con la obra de la avenida. Para ello, el primer paso fue rellenar las marismas con materiales procedentes de dragado, labor que dio comienzo el 30 de diciembre de 1958, y que se encontró con la oposición encendida de las mariscadoras de la zona. Éstas intentaron repetidamente impedir dicho dragado, pero el asunto quedaría zanjado el 10 de febrero de 1959 con la intervención de las fuerzas del orden y la sutil presencia disuasoria en las inmediaciones del cañonero Hernán Cortés.

Labores de dragado y relleno de la marisma (1959)

Para la construcción de la nueva fábrica de celulosa también fue necesario acometer en esas fechas una nueva presa en Bora, desde la que se recogería el agua necesaria para su abastecimiento, y para lo que se debió tender una conducción 8 kms de longitud hasta Lourizán.

El 2 de mayo de 1961 empiezan las obras de construcción de los edificios fabriles, que se rematarían en un breve espacio de tiempo, dándose los trabajos por finalizados en octubre de 1962 y entrando poco después en funcionamiento. Seguidamente se realizaron tanto la urbanización como las viviendas para el personal de la fábrica, en el lugar de Ponte Muíños. Y ya el 12 de septiembre de 1963 se produce la inauguración oficial de la factoría.

Factoría de celulosa en funcionamiento (1964)

Pocos años después de la implantación de la fábrica en la ría, la pista de 18 metros de anchura entre puertos fue acondicionada y pavimentada como una autovía de cuatro carriles para enlazar Pontevedra y Marín con rapidez, obra que se inauguró el 8 de agosto de 1969.

Volviendo atrás en el tiempo, los inicios de la avenida de Marín los encontramos en el malecón que existía a principios del siglo XX desde la desembocadura del río Gafos, donde termina la actual avenida de As Corbaceiras. La imagen de 1910 nos muestra una zona completamente diferente a la actual, desde la que todavía podía divisarse la plaza de toros (hoy oculta tras las nuevas edificaciones) y con la nave de talleres de Pazó (ya desaparecida) en primer plano. El Gafos todavía se cruzaba por una pasarela de madera y aún no había ni rastro del edificio de la Autoridad Portuaria, que sería construido en 1933.

1910
2013

A mediados de los años sesenta nos encontramos con la primigenia pista de tierra, de gran amplitud pero poco transitable debido a la multitud de baches existentes. Faltaban un par de años para que la pista se convirtiese en autovía, hoy en este tramo reconvertida en paseo marítimo.

1966
2013

Y aquí podemos ver que, apenas cinco años después de su conclusión, la avenida se encontraba en un estado bastante lamentable, agravado por los temporales invernales.

1973
2013

1 comentario:

  1. Es un testimonio gráfico de cómo avanza la destrucción de la ría, con la que no han contado a la hora de acometer infraestructuras, o con el paseo que están proyectando sobre el dominio público marítimo terrestre.
    Un saludo y feliz año, que creo puede ser el de la recuperación de alguno de los espacios ocupados.

    ResponderEliminar