viernes, 30 de agosto de 2013

Travesía de la Galera

Antigua y pequeña travesía que conectaba el casco histórico con la zona portuaria del río Lérez en las cercanías del puente de O Burgo, a través de un postigo de la muralla medieval, es decir, una pequeña abertura en el muro para utilización de los vecinos que no llegaba a tener entidad para ser considerada como una puerta de la muralla.

La travesía parte de una plazoleta junto a la calle Arzobispo Malvar en la que se erigía un cruceiro que todavía se conserva, ligeramente modificado, a día de hoy.

1919
2014

























Salvo por el pavimento, básicamente inexistente en 1969, pocos cambios se aprecian en la comparativa. Y no es de extrañar ya que la edificación de la izquierda lleva ahí desde el siglo XVIII. Se trata de un antiguo almacén de sal, recuerdo de los tiempos en que Pontevedra contaba con uno de los puertos pesqueros más importantes de Galicia. Actualmente esta construcción se encuentra parcialmente demolida, debido a que a mediados del año pasado se inició su derribo pero fue rápidamente paralizado por Patrimonio.

Y si no me equivoco, parte de este viejo almacén fue habilitado a finales de los años '90 como pub. "La Galera" se llamaba, posteriormente renombrado como "La Brújula" (cuyo letrero aún se conserva en la fachada). No habré pasado sábados noche yo en esos lares...

1969
2013

3 comentarios:

  1. ¿Existe alguna fotografía en la que se aprecie algo en relación con la existencia de astilleros en la zona: contrucción de galeras o de la propio Santa María?
    El nombre de la calle algo sugiere, Parece.

    ResponderEliminar
  2. Puede que eso se remonte más allá en el tiempo que el invento de la fotografía...

    ResponderEliminar
  3. Sí, pero lo que no tiene sentido es que pretendan mostrar los restos del puerto romano, al lado del puente del Burgo, y continúen con la política de ruína del capital natural, con más rellenos o construcciones en el litoral, como igualmente la construcción del macronudo de Mollavao, en lo que, como en el grave accidente de Angrois, hay un claro relevista en la asunción de esa aberración: el ministerio de Fomento, ahora dirigido por Äna Pastor, que además ha querido potenciar el tránsito hacia los sentenciados rellenos de la Autoridad Portuaria que ahora preside su marido. Es asunto judicializable, creo que por la vía penal.

    ResponderEliminar