viernes, 12 de abril de 2013

García Camba

Históricamente la calle del espectáculo, y no porque estuviera plagada de frikis (bueno, a saber...), sino porque durante muchos años aquí estuvieron juntos los teatros Coliseum y Malvar. Del primero, inaugurado el 20 de febrero de 1932, no tengo recuerdo alguno, pero al Malvar sí que fui a ver unas cuantas películas. De todas formas en esos tiempos lo considerábamos como "el cine viejo", y siempre preferíamos (por lo menos en mi caso) ir al Gónviz o al Victoria (aunque realmente este último fuera algo más antiguo). Creo que la última película que vi en el Malvar fue Regreso al futuro III con mi madre y mi hermana. Eso fue en el 90...

Y esta foto me parece muy cinéfila. Da la impresión de que van a aparecer de un momento a otro Eliot Ness, Al Capone y sus secuaces, para aliñarse una ensalada de balas.

1948
2013

La calle se trazó en el año 1882 ampliando un callejón que enlazaba las calles Peregrina y Oliva gracias a la cesión gratuita de los terrenos por parte de García Camba, por lo que el vial fue bautizado con su nombre. Uno de los edificios emblemáticos que en esta calle se levantó fue el de las oficinas de Correos y Telégrafos, que sigue funcionando tras una profunda rehabilitación realizada hace no muchos años. Y también estuvo aquí mucho tiempo la mítica librería Seoane.

En 1967 este era el aspecto que presentaba la calle desde el cruce con la Oliva. Puede verse que muchos de los edificios de esta calle siguen todavía en pie aunque reformados, no en vano son de la primera mitad del siglo XX y tienen ya su solera. También puede verse al fondo el edificio del cine Gónviz en plena etapa constructiva. En la foto actual sigue ahí, aunque no lo parezca porque el sol deslumbra sobre su blanca (y fea) medianera...

1967
2013


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada