miércoles, 9 de octubre de 2013

Fernández Villaverde

Siempre recordaré esta calle como aquella cuesta de estrechas aceras y calzada adoquinada en la que estaba Afar. Años antes, cuando todavía no se había construido el edificio que albergaría ese mítico centro comercial, una colección de no menos míticos Seat 600 descendía en procesión desde la calle Gutiérrez Mellado hacia la plaza de Curros Enríquez.

1966
2013

Así, tal cual, es como recuerdo yo esta calle de entrada al casco histórico. Siguen los mismos edificios, pero ha pegado un cambio espectacular.

1985
2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario